Retinol


La vitamina A de origen vegetal se encuentra presente en especies de fruta y verdura con un alto contenido en betacaroteno. Esta vitamina liposoluble puede fabricarla el organismo pero también puede obtenerse a través de la alimentación.

Para tratar una zona específica de la piel, se aplica directamente. La vitamina A cuida y tensa la piel, contribuye a la formación de queratina y colágeno y refuerza la elasticidad natural de la epidermis. Tiene efectos antioxidantes, protege contra los radicales libres y reduce la producción de sebo.

La vitamina A está presente en la fórmula de: