El aceite de ricino se obtiene de las semillas del árbol del ricino. En su uso en cosméticos, el aceite de ricino mantiene el nivel de hidratación de la piel y crea un efecto de piel lisa y suave. El aceite de semilla de ricino le da al maquillaje una textura suave.

Las semillas de ricino están presentes en la fórmula de: