Los tensoactivos y emulsionantes son reconocibles gracias a la abreviatura “PEG” en combinación con cifras (PEG-8, PEG-18, etc.) o por la terminación en “-eth”, como en Sodium LaurETH Sulfate. El polietilenglicol, abreviado PEG, y sus derivados se añaden a muchos productos cosméticos en su función de tensoactivos o emulsionantes. Estas sustancias son perjudiciales ya que hacen que nuestra piel sea más permeable, es decir, no solo permiten la entrada de más sustancias activas sino también de más compuestos nocivos.)

Los derivados del PEG tienen un efecto crítico sobre la piel irritada y tienen la capacidad de provocar alergias. Además pueden contener restos de óxido de etileno, una sustancia considerada cancerígena. Estas sustancias se obtienen a partir de petróleo y son perjudiciales para el medio ambiente por su largo periodo de descomposición.

¡Compra solo cosas buenas!